viernes, 31 de octubre de 2008

HALLOWEEN en la biblioteca de Polanco

¿Sabías que la fiesta de Halloween tiene una antigüedad de unos 2500 años?

Pues sí, es muy antigua y se remonta al pueblo celta ya que para este pueblo el año terminaba el día 31 de octubre. Ese último día, se suponía que los espíritus podían salir de los cementerios y apoderarse de los cuerpos de los vivos para resucitar. Para evitarlo, los poblados celtas ensuciaban las casas y las "decoraban" con huesos, calaveras y demás cosas desagradables, de forma que los muertos pasaran de largo asustados. De ahí viene la tradición de decorar con motivos siniestros las casas en la actual víspera de todos los santos y también los disfraces.

Y para que los espíritus pasen también de largo de nuestra biblio, la hemos decorado con decenas de dibujos de brujas, fantasmas y vampiros, que han ido pintando durante toda la semana nuestros usuarios mas pequeños. Además, hemos sacado de las estanterías algunos de los libros de miedo que contiene nuestra colección, para que le lectura ahuyente los malos espíritus.

Así nos ha quedado la biblioteca:

miércoles, 29 de octubre de 2008

Devuelto hoy


Para mimar a nuestros usuarios, en la Biblioteca Municipal de Polanco hemos creado el rincón "Devuelto hoy", en el que invitamos a nuestros visitantes a revolver y curiosear en los materiales que han devuelto otros usuarios a lo largo del día.

El rincón ha tenido mucho éxito entre la gente que visita la biblioteca, ya que como si de un mercadillo se tratara, los materiales se exponen a la espera de que algún lector acuda en su busca.

Si pasas por la biblio no dejes de curiosear un poco en este divertido rincón.

lunes, 27 de octubre de 2008

El Dia de la Biblioteca en Polanco

Este Día de la Biblioteca 2008, en la Biblioteca Municipal de Polanco contamos con la actuación de HUELLAS DE PAZ y su "Banda del payaso loco".

Pasamos una tarde muy divertida con ellos, y todos los asistentes quedaron encantados.

Aquí dejamos algunas de las fotos que tomamos.









viernes, 24 de octubre de 2008

¡¡¡Hoy es el DIA DE LA BIBLIOTECA!!!


Hoy viernes, 24 de octubre de 2008, se celebra el Día de la Biblioteca en la Biblioteca Pública del Estado Ánxel Casal, ubicada en Santiago de Compostela. La institución, integrada en la Red de Bibliotecas de Galicia, ha estrenado sede en un nuevo y moderno edificio durante este año.

La iniciativa de esta celebración partió de la Asociación Española de Amigos del Libro Infantil y Juvenil en 1997, para trasladar a la opinión pública la importancia de la biblioteca como lugar de encuentro de lectores con la cultura y como instrumento de mejora de la formación y de la convivencia humana, y en los últimos cinco años ha sido fundamental la colaboración institucional del Ministerio de Cultura con las Comunidades Autónomas para patrocinar este acto.

Los actos de celebración se desarrollarán también por todas las bibliotecas de Cantabria, y como no vamos a ser menos, en nuestra biblioteca también tendremos un poco de fiesta.

¡Pasate!

viernes, 17 de octubre de 2008

Fernando Savater, Premio Planeta 2008


El autor y filósofo, Fernando Savater ganó el Premio Planeta por su novela policiaca “La hermandad de la buena suerte”.

La novela de Savater relata la historia de un hombre rico que contrata a mercenarios para encontrar a un jinete que desaparece antes de una gran carrera de caballos en la que tenía previsto montar al ejemplar favorito.

La finalista este año fue la periodista Angela Valley con "Muerte entre poetas" que narra la historia de un asesinato. Una viuda de poeta, a cargo de una fundación a su nombre, invita a un congreso a un joven meteorólogo y poeta, detective aficionado en internet. En la mansión donde tiene lugar el encuentro, un rapsoda muere. El joven deberá escarbar en la vida de los sospechosos.

viernes, 10 de octubre de 2008

Jean-Marie Gustave Le Clézio: Nobel de la Literatura 2008


El Premio Nobel de este año es considerado como el mejor escritor francés vivo.

Nacido el 13 de abril de 1940, comenzó a escribir a los 7 años y no ha dejado de escribir a pesar de sus numerosos viajes. Su carrera literaria puede dividirse en dos grandes períodos. En el primero de ellos, de 1963 a 1975, Le Clézio exploró temas como la locura, el lenguaje, la escritura y se dedicó a la experimentación formal. La imagen pública de Le Clézio era la de un innovador y un rebelde, y recibió elogios de Michel Foucault y Gilles Deleuze.

A su primera novela, "Le Procès-verbal", siguieron otras dos en las que también realizó una descripción de los tiempos de crisis. Ellas son la colección de relatos "La Fièvre" (La fiebre) de 1965 y "Le Déluge" ("El diluvio") de 1966, en las que pone de manifiesto los conflictos y el miedo predominantes en las principales ciudades del mundo occidental. En esta etapa también destacó como autor comprometido con la ecología, como demuestran sus obras "Terra amata" de 1967 y "Le Livre des fuites" (El libro de las huidas) de 1969.

El segundo período comenzó a finales de los años 70 en los que el estilo de Le Clézio experimentó un cambio drástico. Abandonó la experimentación y el estado de ánimo de sus novelas se convirtió en menos atormentado, abordando temas como la infancia, la adolescencia o los viajes, con los que logra atraer a un número de lectores más amplio y popular. En 1980 recibió el Premio Paul Morand, y fue el primero en obtener tal galardón, adjudicado por la Academia francesa a su obra "Désert" (Desierto). En este relato pone de manifiesto el contraste entre "la grandiosidad de las culturas perdidas del norte de Africa y la mirada de los inmigrantes indeseados en Europa.

A partir de ese momento, sus obras se centraron en temas relacionados con la cultura amerindia, en la que profundiza a partir de la traducción de obras como "Les Prophéties du Chilam Balam" (Las profecías de Chilam Balam) o "Le Rêve mexicain ou la pensée interrompue" (El sueño mexicano o el pensamiento interrumpido). La temática de sus obras cambió, centrada en viajes y mundos desconocidos, por lo que obtuvo un gran éxito de ventas.

El pasado 9 de octubre fue galardonado con el Premio Nobel de la Literatura.

miércoles, 8 de octubre de 2008

José María de Pereda


La Biblioteca Municipal de Polanco lleva el nombre de José María de Pereda, el famoso escritor polanquino del siglo XIX.

Nacio en nuestro municipio el 6 de febrero de 1833, ya que su padre Juan Francisco de Pereda era natural del pueblo, y pasó aquí toda su infancia, hasta que su familia se traslado a Santander, donde José María de Pereda estudio en el Instituto Cántabro de la calle Santa Clara.

En otoño de 1852 se trasladó a Madrid para continuar sus estudios, pero ya allí comenzó a interesarse por la literatura a partir de las tertulias que mantuvo en el café de La Esmeralda y el teatro.

Tras sufrir varias enfermedades, se reincorporo a la actividad al aparecer en Santander el diario La Abeja Montañesa iniciando una carrera periodística. Allí publicó sin firma o, sobre todo, con el pseudónimo Paredes, críticas teatrales y esbozos costumbristas. Prueba suerte en el teatro con las piezas Tanto tienes, tanto vales y Palos en seco de 1861, Marchar con el siglo y Mundo, amor y vanidad, de 1863 con poca suerte. Estos conatos escénicos se publicaron en 1869 con el título Ensayos dramáticos.

En 1864 había aparecido ya su primera obra notable, Escenas montañesas, que le convirtió en una celebridad local. El mismo año puso su mirada en Madrid, donde empieza a publicar en El Museo Universal y en 1866 colabora con otros autores en el libro colectivo Escenas de la vida, colección de cuentos y cuadros de costumbres. En su segundo libro, Tipos y paisajes, Pereda se esmeró sobre todo en el relato titulado Blasones y talegas.

Sobre su experiencia política escribió la novela corta Los hombres de pro, incluida en su libro Bocetos al temple de 1876. Entonces dejó la política para consagrarse a sus hijos durante cuatro o cinco años. Estimulado por sus amigos volvió a la literatura iniciando una especie de segunda etapa en su obra, más centrada en la narración extensa realista que en el cuadro de costumbres. Sus novelas estaban ambientadas casi siempre en La Montaña, y presentaban como tema central la exaltación e idealización de las costumbres del pueblo frente a las urbanas. Sus obras más destacadas son Sotileza (1885), obra en la que retrata la forma de vida de los pescadores, y Peñas arriba (1895), centrada en los habitantes de la montaña.

El suicidio en 1983 de su primer hijo, Juan Manuel, le sorprendió cuando estaba redactando la página 22 del capítulo vigésimo de este último libro (en el manuscrito original hay una cruz que señala el triste momento). Este acontecimiento le afectó muchísimo: desde entonces abandonó casi completamente la escritura, se sumergió en una honda tristeza y le acometieron complejos de culpabilidad que derivaron en una crisis existencial y religiosa. Ya no quiso escribir más. Únicamente publicó su desganada novela corta Pachín González, basada en un hecho real, la explosión en noviembre de 1893 del vapor Cabo Machichaco, atracado en el puerto de Santander con un cargamento de dinamita.

Ya era correspondiente de la Real Academia de la Lengua desde 1872, y en febrero de 1897 leyó su discurso como miembro de número. Su hija contrajo matrimonio en junio de 1903 con Enrique Rivero, de Jerez de la Frontera, hecho que levantó sus ánimos, pero en la primavera de 1904 sufrió una apoplejía que le dejó hemipléjico del lado izquierdo, y murió el 1 de marzo de 1906.