Biblioteca Municipal de Polanco

¡Bienvenidos al blog de la Biblioteca de Polanco! Aquí podrás encontrar toda la información de nuestra biblioteca: acceso, servicios, actividades... Nos encanta que visites nuestra web, pero nos gusta más que vengas la la biblioteca, ¡pásate y verás!

jueves, 5 de marzo de 2009

Ante la crisis: CULTURA

¿De qué estamos dispuestos a prescindir en tiempo de crisis?

De cierta cultura y de cierto ocio, no.

El paisaje es sombrío y se vislumbra un futuro de zonas devastadas; pero, entre la negrura, hay espacio para la imaginación, la innovación y el reajuste. Hay cosas que van bien. Incluso "francamente bien", dice Núria Cabutí, directora editorial de DeBolsillo. "En enero las ventas de libros de bolsillo han aumentado en España un 17 %".

Una frase célebre sostiene que el pesimista se queja del viento; el optimista espera que cambie y el realista ajusta las velas. Ya hay alguna pequeña distribuidora que ha quedado engullida por la crisis y los datos de primeros de año no son alentadores, en espera de abril-mayo . "El libro - dice Antonio María Ávila,director del Gremio de Editores-no tiene grandes oscilaciones: ni se dispara cuando todo va muy bien, ni cae en picado cuando todo va mal. Y si el índice de lectura de libros ha bajado 2,3 puntos, ello afecta a quien dice leer sólo uno o dos libros al año, porque el lector frecuente no deja de subir y ha pasado del 22% al 37%". De hecho, hay librerías que funcionan.

La cadena Bertrand, inaugurará el 3 de marzo una gran tienda en rambla Catalunya 37, con más de 1.500 metros cuadrados y una plantilla de 25 empleados. No muy lejos, la librería La Central es otro ejemplo de establecimiento que resiste. "Nos temíamos lo peor. En noviembre no entraba casi nadie, pero a mediados de diciembre todo cambió y las ventas aumentaron un 7%, acabando el año con una subida de entre el 4% y el 5%. Este enero hemos subido un 1%", dice Antonio Ramírez, director de la librería. "Que el libro resista bien la crisis tiene que ver con que la gente tiene mala conciencia, se culpa del derroche, de haber vivido por encima de sus posibilidades, en la cultura de lo superfluo, y ahora ve que el libro puede mejorar su formación, su capacidad para afrontar la vida y estar mejor preparada para un futuro incierto. Por eso también busca el libro como regalo, sobre todo en los niños".

Los estudiantes con pocos recursos han encontrado en las bibliotecas de Barcelona un refugio cada vez más utilizado: las visitas aumentaron en el 2008 un 11% (5,7 millones de usuarios) y los préstamos de libros, un 12%.

El sector más pujante es el teatro. Daniel Martínez, director del grupo Focus, desborda entusiasmo. "El pasado año, la asistencia al teatro en Barcelona aumentó un 20%, gracias a los musicales, y el público de las salas alternativas barcelonesas se incrementó en un 30%". En el 2008 hubo una asistencia de 2,6 millones de espectadores en teatros convencionales, 400.000 más que en el 2007. "A diferencia del cine o de la música, el teatro es una representación única y no sustituible, a la que las innovaciones tecnológicas no perjudican sino que ayudan ".

Si el teatro barcelonés se sale, la cruz sería el arte, que padece la crisis financiera y el bajón de patrocinadores. Álvarezde Lara, director del CEIC de Esade, cree que, desde el punto de vista económico, "el arte clásico permanece inalterable, mientras que el contemporáneo sufre los ajustes de la fiebre de precios producida en los años anteriores". "Aun así, en Arco no se ha visto un apocalipsis. Algunos desaparecerán y otros continuarán. Sufrirá el coleccionista especulativo y el de verdad podrá aprovecharse de la tranquilización del mercado, sin aquella locura anterior".

Entre los museos de Barcelona que más crecen está el Macba. Acabó el año 2008 con una subida del 15% de visitantes, en una temporada en la que el notable descenso de turistas afectó al resto de los centros de la ciudad. Bartomeu Marí, su director, relaciona el aumento con el éxito de los programas educativos y constata que "el público se ha habituado a visitar el museo".

El cine, con la música y el arte, es el sector que económicamente tiene más problemas, debido a las múltiples formas de visionar los filmes y al desequilibrio entre el poder del cine norteamericano y el europeo. En tiempos de crisis, es el sector más propenso a que los productores asuman menos riesgos.

FUENTE: La Vanguardia.

No hay comentarios: