Biblioteca Municipal de Polanco

¡Bienvenidos al blog de la Biblioteca de Polanco! Aquí podrás encontrar toda la información de nuestra biblioteca: acceso, servicios, actividades... Nos encanta que visites nuestra web, pero nos gusta más que vengas la la biblioteca, ¡pásate y verás!

viernes, 1 de abril de 2011

La Puchera entre La Arcillosa y Robleces



Por Tino Barrero, coordinador cultural de Polanco


En su quehacer literario, J.Mª de Pereda, como costumbrista, con gran raigambre por las cosas de nuestras tierruca, escribió su obra cumbre referida al paisaje de interior, a la montaña, en “Peñas arriba” y a la vida marinera y pescadora en “Sotileza”; más no pasó por alto escribir una novela anfibia que conjugase las tareas de la labranza con las de la pesca para ganarse la subsistencia. De este modo escribió “la Puchera” en 1889, con su barrio de Las Pozas junto al puerto de la Arcillosa perteneciente al pueblo de Robleces (Polanco), donde el Lebrato y su hijo Pedro Juan se dedican a pescar y a labrar las tierras en penosas condiciones para ganarse la puchera. Aunque muchos lectores y críticos de la obra perediana no tienen duda en ubicar la Arcillosa como el puerto de Requejada, hay autores que consideran el enmarque de la novela en un posible lugar de ficción, creado bajo la imaginación del propio autor. Cierto es que en la narrativa, como género literario, el autor sitúa la acción en un lugar determinado; en la mayoría de los casos ese lugar es real, en otros, los menos, es producto de la imaginación del autor como ocurre con Macondo localidad donde sitúa García Márquez su emblemática obra “Cien años de soledad”. Pereda, en la mayoría de sus obras, la localización de la acción se intuye rápidamente a pesar de no llevar topónimo conocido. En su novela “Sotileza”, sin explicitarlo, sabemos que tiene por escenario Santander, con sus cabildos y el puerto; en “ Peñas arriba”, inmediatamente reconocemos su Tablanca como Tudanca; en “El sabor de la tierruca”, nadie duda que Cumbrales es Polanco o en “ Nubes de estío” el escenario sea el Sardinero y así en muchas otras aunque, naturalmente, algunas dan pie a la libre imaginación del lector. En el caso de “La puchera” nos ofrece pistas fidedignas. Nos habla del pueblo de San Martín ( Suances), nos hace una descripción, como sólo él sabe, sobre la ría; nos habla de La Arcillosa como puerto natural de la ría, del barrio Las Pozas junto al puerto y de Robleces como el pueblo al que pertenece las Pozas y la Arcillosa. En el I capítulo de la novela “Ré en la Arcillosa”, nos ubica geográficamente los lugares donde se va a desarrollar la acción con su planeamiento, nudo y desenlace. Escribe “ ….Viniendo a lo que importa, o sea a Robleces, la susodicha aldea que considera a la Arcillosa como su puerto natural y propio, y no sin razón puesto que le pertenece, como el monte comunal, el usufructo de la mitad de la ribera enclavada en su término, conviene saber por ahora que, después de San Martin, es el pueblo de mayor vecindario…que el barrio más próximo a la ría y llamado de Las Pozas, seguramente por las que en él abundan en invierno…” Describe asimismo un gran peñasco fuera de la barra de San Martín, próximo a la costa, que tiene algunos conejos, en clara alusión a la denominada Isla de los Conejos. Es decir, alusiones, pistas elocuentes que hará al lector convenir conmigo que el único puerto de la ría está en Requejada. Un puerto que tuvo enorme relevancia en la región a lo largo de toda la Edad Moderna y hasta el siglo XX. Una ribera de todos conocida con zona de marismas, caza y pasto de animales y donde se hacía el baile “Miramar”; unos montes comunales por la sierra sureste del municipio que se repartieron a algunos vecinos en 1940. En fin, una descripción ajustada a la verdadera historia de Polanco, solo cambia los topónimos. Pereda, ha querido poner por escenario para su novela anfibia el lugar que se prestaba a ello y que más y mejor conocía. No olvidemos que en la época que se escribió La Puchera las aguas de la ría eran transparentes y con riqueza de ciertas especies de peces y moluscos. Hombres que se dedicaban a la pesca y a la labranza: “….los contados labradores que hacen a pluma y pelo..”. La descripción tan exquisita y detallada que hace de la ría y del entorno de la costa, se debe, sin duda, a la posibilidad de haber navegado por ella. Y seguro que así fue, pues conocido es que su hermano Juan Agapito, que vivió junto a la ría en Requejada, tuvo dos barcos de vela con los que probable, en alguna ocasión, navegó nuestro novelista. Asimismo, Juan Agapito tuvo un pleito con el ayuntamiento de Polanco debido al relleno de unas pozonas existentes junto a su vivienda. De ahí puede surgir el topónimo del barrio“Las Pozas” Sin duda, son muchos los aspectos descriptivos los que nos hacen situar lejos de la ficción la verdadera ubicación de la novela en el municipio de Polanco. A los que no la hayáis leído, invitados quedáis. Merece la pena.

2 comentarios:

Francisco dijo...

Muy interesante la información sobre la obra de Pereda. Estoy disfrutando la lectura de La Puchera. Muchas gracias.

Francisco dijo...

Muy interesante la información sobre la obra de Pereda. Estoy disfrutando la lectura de La Puchera. Muchas gracias.