Biblioteca Municipal de Polanco

¡Bienvenidos al blog de la Biblioteca de Polanco! Aquí podrás encontrar toda la información de nuestra biblioteca: acceso, servicios, actividades... Nos encanta que visites nuestra web, pero nos gusta más que vengas la la biblioteca, ¡pásate y verás!

lunes, 31 de octubre de 2011

HALLOWEEN 2011

Un año más, en la Biblioteca de Polanco, nos lo hemos pasado de miedo gracias a la colaboración de todos los usuarios.

Tras una entrada terrorífica, una bruja nos daba la bienvenida a la biblio.

Allí dentro nos hemos encontrado arañas, murciélagos, calabazas... Y una selección de cuentos de miedo que nos podíamos llevar a casa.


Muchos hemos venido disfrazados, dábamos aunténtico pavor... y por si esto fuera poco hemos hecho unas caretas monstruosasssss


Mientras tanto... Candela y Carlota se preparaban para hacernos pasar un poquito más de miedo contándonos los cuentos de "Los tres bandidos" y "Hay un monstruo en mi cama". Nos encantaron y es que son unas actrices estupendas.









Os dejamos aquí unas cuantas fotos para que veais lo bien que nos lo hemos pasado.








Bienvenidos a la Biblioteca de Polancooooooooo





Haciendo nuestras caretas









Fantasmas y arañas deliciosasss obra de Carmen Berasategui y Sara Serna.

lunes, 24 de octubre de 2011

DIA DE LA BIBLIOTECA



Desde Polanco os deseamos a todos un muy feliz


¡¡¡ Día de la Biblioteca!!!!!!


La Sirenita y la Pequeña Cerillera son personajes que a la mayoría de nosotros nos resultan familiares, pero quizá muchos desconozcan que el padre de Hans Christian Andersen fue un artesano pobre que sólo se sentía feliz los domingos: ése era el único día en el que sacaba tiempo para leerle cuentos y hacerle teatros a su hijo. Y, seguramente, pocos sepan que el escritor fue enterrado con una carta misteriosa escondida en el pecho…

La Pequeña Cerillera nos invita a mirar hacia fuera, sobre todo a la gente desamparada; Laura Esquivel, sin embargo, en su novela Como agua para chocolate nos aconseja mirar dentro. Afirma que cada persona tiene en su interior una caja de cerillas y que cada uno tiene su propia manera de encenderlas: una compañía agradable, una buena cena, una caricia, una fantasía, un poema… Pero advierte de que, si las cerillas no se encienden con frecuencia, la caja se humedece, es imposible volver a prenderlas y nutrir de energía el alma.

Julio Villar eligió precisamente una caja de cerillas para despedir a su diminuto amigo. En ¡Eh, Petrel! (relato de su vuelta al mundo en solitario) el marino cuenta que encontró al grillo en una noche de tormenta, y que éste le hacía mucha compañía; pero, finalmente, otro temporal se lo llevó: el pobrecillo murió ahogado y el viajero lo introdujo en una cajita, la envolvió en papel de plata y la posó en la estela de su velero.

Historias como éstas nos esperan en los libros de nuestras bibliotecas. Y, por alguna razón, los bibliotecarios me recuerdan a los beduinos: estos, cuando se retiran a dormir, dejan encendido un pequeño fuego en una duna a modo de faro en el mar de arena. Cuando algún peregrino o alguna persona extraviada se acerca, lo reciben como si fuera un príncipe, preso y poeta: lo acogen con todos los honores, lo hacen preso de sus agasajos y, al final, se ve obligado a elegir las palabras precisas para expresar su agradecimiento. Es así, precisamente, como recuerdo a tantas bibliotecarias.

De forma que en la biblioteca también nos sentimos príncipe, preso y poeta entre libros, revistas, periódicos, películas, canciones o propuestas digitales, entre ficciones y realidades que nos alertan y ayudan a mantener encendido nuestro espíritu crítico. Allí podemos elegir la forma de prender nuestras cerillas, si mirar hacia dentro o hacia fuera, y, quién sabe, puede que al final hasta nos aventuremos a investigar o a imaginar el contenido de la carta del escritor danés…

Texto de Patxi Zubizarreta

Ilustración de Elena Odriozola

jueves, 13 de octubre de 2011

CÓDIGO QR

La Biblioteca de Polanco ya tiene su propio código QR. Pero...




¿Qué es un código QR????


El código QR es un sistema que permite almacenar información en una especie de código de barras de última generación.


Con la ayuda de un móvil podemos recuperar esta información tan solo con apuntar la cámara hacia el código QR. Gracias a este sistema puedes capturar con tu móvil la información de contacto y localización de cualquier empresa, guardarla en la agenda de contactos, llamar, visitar su web, mandar un email o incluso ver donde esta situada en Google Maps.


Simplemente tienes que abrir el lector de códigos de barra de tu móvil y apuntar la cámara hacia el código QR. Existen multiples lectores QR gratuitos para la mayoría de móviles y marcas, (Nokia, iPhone, BlackBerry, Samsung, Siemens, etc..) encuentra el lector apropiado para tu terminal. En unos segundos te aparecerá la información en la pantalla y podrás utilizarla. Gabriel Medina Vilchez, de macanudo.es , nos recomienda que "Si no tiene lector, desde su móvil, entre en http://qrcode.biz/ para descargarlo"


Os dejamos aquí un video que os muestra las diferentes aplicaciones reales que ya se están haciendo de este código.


http://www.youtube.com/watch?v=9X4wBSVjIPU&feature=player_embedded